ABRIMOS LOS SÁBADOS

Tratamiento de la Halitosis

La halitosis es la presencia de mal aliento y un problema que muchas personas sufren alguna vez. Las causas son diversas: mala higiene bucal, enfermedad de las encías, ingesta de determinados alimentos (por ejemplo ajo o cebolla), tabaco, alcohol y sequedad bucal o enfermedades como diabetes, alteraciones en el hígado, enfermedades respiratorias, alteraciones gastrointestinales, ... 

Existe un gran número de personas que sufre “mal aliento matinal” producido por un flujo salival disminuido durante la noche, que hace que los ácidos y restos de alimentos se descompongan en la cavidad bucal.

Para prevenir la halitosis es imprescindible evitar alimentos responsables de mal aliento, tabaco y alcohol, además cepillarse profundamente y de manera correcta los dientes como mínimo tres veces al día, usando también hilo dental, enjuagándose con algún colutorio y completando la técnica con el cepillado de la lengua.

En el caso de que se usen prótesis removibles (“de quita y pon”), es necesario limpiarlas a fondo antes de ponérselas de nuevo.

Recuerde visitar a su dentista periódicamente para realizar revisiones y limpiezas dentales.